La pionera en el interiorismo: Elsie de Wolfe

Considerada como la mujer pionera de los interiores por alejarse de la época oscura victoriana. Introdujo tonalidades claras, tenía un gusto elegante, moderno y fresco. Conoce más sobre su vida y trabajo.

 

Nació el 20 de diciembre de 1865 En Nueva York, Estados Unidos. Su papá era doctor y su mamá tenía ascendencia escocesa. Se mudó a Escocia para terminar su formación académica en 1881, y fue presentada a la sociedad frente a la reina Victoria I. Pionera en el arte decorativo de interiores del país de las barras y las estrellas. Gracias a su ascendencia, le permitió adentrarse al mundo de la alta sociedad. Regresó a su ciudad natal en 1890, convertida en actriz profesional y vivió junto con la prestigiosa representante de artistas del teatro y de la literatura, Elizabeth Bessie Marbury. Por mencionar algunos, representaba a J.M. Barrie, Oscar Wilde y George Bernanrd Shaw.

 

Dejó la actuación para enfocarse y ser la primera dama del siglo XX en crear diseños interioristas. Agotada de la época victoriana, incorporó colores claros en las casas, su propósito era abrir las puertas y ventanas de América, dejando que el sol y aire entraran. Desde su etapa como actriz reflejaba su gusto por el arte, la decoración y la moda, cuando ella misma elegía su vestuario y hasta la escenografía de las obras donde actuaba. Vivía con su pareja en un departamento antiguo decorado por ella misma, comenzando así su carrera como decoradora y siendo recomendada por conocidos y amigos en pequeños trabajos.

 

Su primer proyecto de interiores

En 1907 le llegó su primera gran oportunidad para diseñar los interiores del Club Colony, obra del arquitecto Standford White. Era el primer club para mujeres en la ciudad que nunca duerme, incorporó muebles de Francia del siglo XVIII, colores claros, espejos grandes y alfombras con estampados para crear la sensación de amplitud. Fue bastante reconocida por sus diseños e inventos como poner las llaves de la luz junto a las entradas de las puertas, cubrir radiadores con madera y hacer popular el uso de los suelos de parquet. Para 1913, la consideraban la mejor interiorista y escribió el libro “The House in Good Taste”, donde afirmaba que el buen gusto se puede desarrollar en cualquier persona, al igual que los modales. Su éxito creía como la espuma que residió y laboró en los mejores sitios de Europa y EUA. Uno de sus mejores clientes era el francés Henry Clay Frick, ya que le decoraba sus propiedades. Por su estilo decorativo moderno, elegante y fresco, le permitieron la creación de hermosas estancias con las que alguna vez soñaba, sin dejar a un lado en que fueran funcionales y prácticos.

 

Rompiendo tradiciones masculinas

Hablando decorativamente, quebrantó la tradición masculina al decorar espacios luminosos, agregándole asientos de mimbre y macetas enrejadas para las plantas. Era muy solicitada para decorar residencias que le permitió comprarse una villa antigua en Versailles, Francia, en 1906 junto con Marbury. Al restaurarla, Elsie, Ann y Elizabeth Tracy Morgan fueron las anfitrionas y centro de atención de los eventos de esta villa, conocidas como “el triunvirato de Versailles”. Con el tiempo, Anne Vandervilt se sumó al grupo y crearon el vecindario Sutton Place en el East River en Manhattan en la década de los años veinte, a esta urbe se le conocía como el “enclave amazona”.

 

Sin pensarlo, de Wolfe se convirtió en una marca registrada con oficinas ubicadas en la Quinta Avenida. Ante la sorpresa de muchos, contrajo nupcias con Sir Charles MendI en 1926, un inglés diplomático y visitante de la Villa Trianon. Elsie adoptó el apellido de su esposo, convirtiéndose en “Lady MendI”, siendo portada en “The New York Times”.  En ese mismo año y el mismo periódico ya mencionado, la describió como una de las mujeres más conocidas en la vida social de Nueva York. Su matrimonio fue meramente platónico, la pareja sólo asistía a fiesta y viajaba juntos, cada quien vivía en su respectiva casa. De Wolfe siguió teniendo su relación con Elizabeth Marbury hasta que ésta falleció en 1933. En 1915 publicó su autobiografía “After All”, en la cual no ha mención de su esposo. Cuando comenzó la segunda guerra mundial, Elsie y Charles regresaron a los Estados Unidos, en específico en Hollywood en una casa que llamaron como el libro de la decoradora. Una vez que acabó la guerra, regresó a Versalles hasta su muerte el 12 de julio de 1950.

 

Fuente: Revista AD, un día una arquitecta y riunet

 

 

https://www.revistaad.es/decoracion/iconos/articulos/elsie-de-wolfe-fue-la-primera-mujer-interiorista/23917

https://undiaunaarquitecta3.wordpress.com/2017/09/26/elsie-de-wolfe-1865-1950/

https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/107648/JUAN%20-%20CPA-F0158%20Interiorismo%20y%20g%C3%A9nero%3A%20Elsie%20de%20Wolfe%20%281865-1950%29.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar